Elise Tworkowski

El movimiento y la expresión corporal siempre han sido una fuente de gran felicidad. Desde pequeña me apasioné por la danza, empecé por la danza contemporánea, después el moderjazz, calqué (taps), la danza africana, una época donde todo parecía ser un juego. Después de mis estudios universitarios en Francia, decidí dar un giro y me instalé en Barcelona.
El yoga entro en mi vida de manera paulatina, yendo y viniendo a clases en varios sitios, hasta el día en el cual me di cuenta que este “efecto” era lo que buscaba en mi vida. Entre de lleno en el camino apasionante del crecimiento personal, en 2015, empecé una formación de Profesora de Hatha-Vinyasa Yoga con Pilar Ruberte y Xavier Sola (YogaStudio). En paralelo empecé a trabajar en The Garage como coordinadora. Desde entonces, mi practica personal oscila entre Ashtanga Vinyasa estilo Mysore (SamaYoga con Aleix Griño) y Hatha-Vinyasa. Estoy incondicionalmente agradecida de todo este aprendizaje personal y profesional, por estar presente en The Garage viendo crecer este proyecto nacido desde el corazón de Veronica.
Cada día es un reto, un nuevo empezar, un ir y venir, como la vida misma.

Por qué Yoga?
Primero fue una herramienta para calmar el estrés. Ahora, además de darme alivio físico, la práctica se ha convertido en un momento privilegiado conmigo misma. Es una puerta hacia mí mundo interior.

Ingredientes para un día perfecto:
Sol, lluvia, viento, una melodía que me hace sentir viva. Ver crecer mis plantas. Reirme de lo absurdo y de mí misma. Compartir momentos de eternidad.

The Garage es…
Un sueño compartido, un templo dedicado al SER, una aventura llena de retos.

Qué te gustaría que se llevaran los alumnos de The Garage consigo?
Un suspiro de paz y serenidad.
Las ganas de hacer de éste espacio su santuario.

Tu mantra del momento:
La meta es el camino.

***

«El yoga es como la música.
El ritmo del cuerpo, la melodía de la mente, y la armonía del alma, crean la sinfonía de la vida.»
B.K.S. Iyengar