← Team

Gina Fegali

Gina Fegali

Maestra de Reiki Usui Certificada por el Centre d’études et formation en Reiki de Ginebra, Suiza, Maestra de Reiki Angélico Certificada por Angelic Reiki Association UK, Terapeuta Holística y Facilitadora de Sonido y Vibración a través de Meditaciones Guiadas con Cuencos de Cristal de Cuarzo y Alquímicos, basada en Barcelona. Actualmente imparte talleres experimentales, conciertos intuitivos, sesiones individuales y clases semanales. Un trabajo único que combina ejercicios y técnicas meditativas vibracionales que inducen a profundos estados de consciencia Alfa y Theta para desarrollar visualizaciones creativas, métodos de programación positiva y activaciones celulares auto-sanadoras y mucho más. Gina Fegali ofrece una metodología viva y desde el corazón creando un espacio seguro y armonioso donde la voz, los sonidos cósmicos y la consciencia se unen en un viaje íntimo hacia el interior de cada participante.

¿Porque los cuencos de cuarzo?
Porque expresan la esencia del alma. Y mi mayor gozo es poder facilitarlo, compartirlo y vivirlo.

¿Ingredientes para un día perfecto?
El silencio.

¿Qué te gustaría que se llevaran consigo tus alumnos?
Con franqueza, cariño y amor, invierto la pregunta. Es para mi, un infinito honor recibir de los participantes su luz y su sabiduría. Son ellos, quienes me enseñan cada instante.

Tu mantra del momento:

Debemos erradicar del alma todo miedo y temor que el futuro pueda traer al hombre.
Debemos adquirir serenidad en todos los sentimientos y emociones con respecto al futuro.
Debemos mirar con absoluta ecuanimidad todo cuanto pueda venir.
Y debemos pensar solamente que todo cuanto venga, nos será dado por una dirección universal, llena de sabiduría.
Esto es parte de lo que tenemos que aprender en esta era, saber vivir con pura confianza, sin ninguna inseguridad en la existencia; confianza en la ayuda siempre presente del mundo espiritual.
En verdad nada tendrá valor si el coraje nos falta. Disciplinemos nuestra voluntad y busquemos el despertar interior, todas las mañanas y todas las noches.”
– Rudolf Steiner