Verónica Blume

Apasionada del trabajo corporal y el movimiento , descubrió el Yoga estando embarazada y experimentó un cambio total de perspectiva.

Empezó movilizando energía con la formación de Kundalini Yoga, seguida de Yoga para embarazadas. Su práctica diaria se ha visto influenciada por varios cursos de Ashtanga y Vinyasa. Aprender es su motivación diaria.

Sus clases son basadas en el fluir del Vinyasa, con pinceladas de experiencia personal por diversos puntos del mundo.

El yoga es su vehículo hacia ella misma y el mundo.

Ha creado The Garage para aprender compartiendo y aquí ES FELIZ!

En sus propias palabras…

Por qué Yoga?
Porque me enamoró y no me canso de conocerlo y siempre me enseña nuevos caminos. Porque crea armonía entre cuerpo y mente . Y porque me permite disfrutar del mundo con más consciencia.

Ingredientes para un día perfecto:
sol, naturaleza, sonrisas, comida sana, AMOR, yoga, PRESENCIA

Dar clases es…
Un regalo.

Qué te gustaría que se llevaran consigo tus alumnos?
Una sonrisa y la conexión con un lugar de bienestar interior.

Tu mantra del momento
Tú eres el creador de tu propia realidad.